El Blog de la Reina de Bastos

El poder de la Naturaleza, las plantas

14 Agosto 2010, 18:36pm

Publicado por reina_de_bastos

Todo lo que existe  está en nuestra existencia para avanzar, los obstáculos, las penas, las dudas, los colapsos... si no existieran,¿ cómo podríamos avanzar?, ¿ de qué manera sería posible aprender y vivenciar ?

en-contacto-con-la-naturaleza-mas-salvaje

Pero, en nuestras vidas también existen aquellos que nos ayudan a recuperarnos, a refrescarnos después de una batalla, están ahí, en la Naturaleza, en nuestro jardín, cerca,  patente , erguidas para nuestro beneficio, de la sencilla y maravillosa obra de Dios, las plantas:

Ellas nos ayudan en los diversos planos,  físico, mental y espiritual .

Para comenzar , enumero las propiedades de algunas de ellas y a nivel físico, cómo nos ayudan a combatir  los desajustes que se producen en nuestro organismo:.


ACEDERA: Su jugo se aplica sobre úlceras infectadas o gangrenas antes de vendar la herida. La raíz cortada en trocitos se macera por cuarenta y ocho horas en vinagre blanco para usar como loción contra el acné.
ACELGA: Combate la anemia. Además el jugo de acelga frío se esparce sobre la piel, en caso de enrojecimiento, erupciones o picaduras de insectos.
ACHICORIA: Laxante, digestiva, depurativa. Alivia cólicos hepáticos.
ADORMIDERA: Las semillas son antitumorales y su flor, un analgésico potente.
AGRIMONIA: Se la utiliza para combatir parásitos, curar anginas, inflamación de los ríñones, trastornos de vejiga y flujos vaginales. Como loción, en casos de cataratas, luxaciones o heridas.
AJENJO: Antianémico, cicatrizante, se usa contra dolores menstruales, reumáticos, fiebre y parásitos.
AJO: Antibiótico natural, previene y cura toda clase de infecciones, tanto al ser ingerido (siempre crudo), como al ser aplicado sobre llagas y heridas. Baja la hipertensión y previene infartos. Reduce los niveles de azúcar en sangre, previene y trata el cáncer, ayuda a eliminar el plomo y otros metales tóxicos del organismo.
ALBAHACA: Estimulante del sistema inmunológico, excelente para los intestinos cuando se consume cruda. El aceite de albahaca combate los parásitos y cura el acné.
ALCACHOFA: Afrodisíaca. La raíz o los granos se usan para calmar dolores de vientre e irregularidades menstruales.
ALOE: Es aperitivo y purgante pero, sobre todo, su pulpa trata eficazmente quemaduras, heridas, eczemas y otros problemas de la piel.
ANGÉLICA: Revierte espasmos y cólicos. Las hojas de esta planta curan la gota.
ANÍS VERDE: La infusión alivia los cólicos en los bebés, se recomienda que lo tome la madre cuando amamanta.
APIO: Sus granos son digestivos y eficaces para eliminar gases. Las raíces son diuréticas y abren el apetito. La infusión reduce la leche materna.
ÁRNICA: La tintura diluida en o la crema homeopática de árnica se aplican en forma local para aliviar golpes provocados por caídas, alivio de moretones. Desinflamatoria. La infusión combate catarros pulmonares y retención de líquidos.
ARTEMISA: Eficaz contra la epilepsia, estimulante y tónica. Provoca la menstruación y hervida con vino en dosis mínimas evita abortos espontáneos.
ATANASIA: La infusión corrige desarreglos menstruales.
AVELLANO: Más conocido como avellano de la hechicera o hamamelis. La tintura de hamamelis es eficaz para el tratamiento de hemorroides.
AVENA: Las cataplasmas calientes con vino de esta gramínea se usan para el reumatismo. El polvo de la semilla es eficaz contra la hidropesía y la infusión es diurética.
BARDANA: Alivia las úlceras, la gota y algunas enfermedades venéreas. Además la bardana ayuda a eliminar los cálculos del riñon, regulariza el funcionamiento de la vejiga y actúa contra los cólicos hepáticos.
CANELA: Indigestiones, diarreas, shocks emocionales y espasmos.
CAÑA: El té frió se toma como depurativo.
CEBADA: Nutritiva y refrescante en infusión. Las cataplasmas de cebada son relajantes musculares.
CEBOLLA: Diurética, estimulante, antiparasitaria, expectorante y afrodisíaca. Su jugo en el cuero cabelludo evita la calvicie.
CELEDONIA: El jugo de su raíz se aplica sobre las verrugas. Jamás debe tocar los ojos.
CILANTRO: La infusión se usa contra trastornos gástricos y dolor de cabeza.
CIPRÉS: El agua de cocción de sus pinas, se frota sobre los cabellos para conservar su color y evitar el nacimiento de canas.
CLAVO DE OLOR: Tónico para el corazón y el estómago. Tanto la infusión como la tintura son estimulantes. Alivia el dolor de muelas.
COCLEARIA: La infusión sana el escorbuto, catarros bronquiales y afecciones pulmonares.
COL: El té con miel calma los cólicos. La semilla se usa como antiparasitario. Las cataplasmas alivian el dolor reumático.
DIENTE DE LEÓN: El jugo de hoja y raíz se toma para la tos, las irritaciones del pecho y limpia la sangre. Combate la fiebre y las alergias.
ENCINA: La infusión de corteza se toma para la diarrea, las hemorragias y los flujos abundantes.
ENEBRO: Contra el asma, la bronquitis, los cálculos renales o hepáticos y la hidropesía. En exceso irrita las vías urinarias. La esencia sirve para combatir el reumatismo crónico.
FRESERA: ( jarabe de fresas) se toma para la ictericia y las piedras(cálculos). Combate las diarreas, inflamaciones intestinales y gonorreas leves.
GENCIANA: Combate la artritis, la gota y los parásitos intestinales. Según la enfermedad, se toma como infusión, tintura o con vino.
HABAS: Las compresas de harina se aplican sobre quemaduras de sol o agua.
HELÉCHO MACHO: Tomar el polvo mezclado con agua y después un purgante ayuda a expulsar la lombriz solitaria. Nota: Las embarazadas no deben beberlo.
HIGUERA: Los higos secos se aplican abiertos sobre callos o tumores de la boca hasta hacerlos desaparecer. La pulpa de corteza verde se aplica en las fosas nasales para detener las hemorragias.
HINOJO: El fruto del hinojo aumenta la leche materna. La raíz es diurética y su corteza en infusión abre el apetito.
HISOPO: Su infusión es eficaz para facilitar los partos. Como loción se aplica sobre golpes, heridas y cortes. Ayuda a adelgazar.
LAUREL COMÚN: Provoca la menstruación, disminuye la sordera, el dolor de oídos y alivia el estómago.
LIRIO: Su polen calma las quemaduras. Los bulbos hervidos con miga de pan maduran los abscesos.
LLANTÉN: Las hojas machacadas se colocan sobre úlceras externas y heridas. Las gárgaras de infusión son expectorantes y sirven para desinflamar la garganta y la boca. La loción sirve para los ojos irritados. Cólicos estomacales.
MANZANO: La infusión de corteza de raíz fresca corta la fiebre. La pulpa del fruto asado se usa como cataplasma sobre los orzuelos.
MANZANILLA: Su infusión calma los nervios y los cólicos por espasmos o gases.
MARRUBIO: La toma prolongada de esta infusión ayuda a adelgazar. Da buenos resultados en casos de problemas respiratorios.
MELISA: Corta jaquecas. Calma los nervios.
MILENRAMA: La infusión de hojas y flores se usa contra hemorragias uterinas y hemorroides. Las hojas cocidas se aplican sobre heridas.
MIRTO: El fruto seco triturado se mezcla con clara de huevo y se coloca sobre el abdomen para detener los vómitos. El polvo se aplica sobre llagas.
MIRRA: En sahumerio se usa para desinfectar el cuarto de un enfermo. Como polvo se aplica sobre úlceras cancerosas.
MUÉRDAGO: El té se bebe para controlar enfermedades nerviosas como epilepsia y convulsiones. Tomado a fines del período menstrual facilita la concepción.
MUSGO: Refuerza la dentadura, detiene la caída del cabello y las hemorragias. El polvo se le administra a los niños como antiparasitario.
NABO: Pelado y cocido en cataplasmas se usa sobre los sabañones para que no causen picazón. Su cocción ayuda a desinflamar los intestinos.
NARCISO: Aplacar la fiebre y como antiespasmódico. La loción fortalece los senos.
NOGAL: Las infusiones de hojas frescas combaten la ictericia y abscesos que supuran.
OLIVO: La infusión sirve para lavar llagas El aceite es laxante y alivia los cólicos.
OLMO: La corteza de las ramas peladas se bebe en infusión contra las afecciones de la piel, reuma, supuraciones, ciática, escorbuto.
ORTIGA: Su jugo se toma para detener hemorragias generales y uterinas o la pérdida de sangre en la orina. La raíz es expectorante. Detiene la calvicie.
PALMERA: La infusión de su fruto (dátiles) contrarresta las enfermedades de la vejiga, las inflamaciones y el catarro bronquial.
PINO: El botón (pina naciente) se cuece en agua y se bebe como excitante nervioso y para combatir la impotencia. Además es diurético y sudorífico.
RICINO: Purgante. Las hojas aplicadas sobre heridas son cicatrizantes.
ROMERO: Se usa para provocar la menstruación. Contra la anemia, la bronquitis, la tisis y las supuraciones. Entre sus aplicaciones externas figuran los lavajes oculares para fortalecer la vista y los destinados a limpiar llagas, suprimir flujos vaginales o diarreas.)
ROSA: La infusión de rosas rojas facilita la concepción. En tanto que el agua destilada de flores blancas (agua de rosas) se emplea para lavar los ojos y contra las enfermedades
venéreas.

RUDA: La infusión es buena contra la epilepsia y las hemorragias uterinas (cuidado : sólo cuando la mujer no está embarazada, pues induce a aborto).
SAÚCO: En infusión, cura anginas, bronquitis, catarros y escarlatina. Un algodón embebido en la infusión se aplica sobre los forúnculos para hacerlos madurar.
SERPENTARIA: Se usa contra las picaduras de animales ponzoñosos (en forma externa), el reumatismo, las fiebres malignas y los parásitos intestinales (en infusión).
SÉSAMO: Las semillas son levemente purgantes y aumentan la producción de la leche materna. Previenen la osteoporosis. El aceite debe usarse con cuidado porque favorece la formación de hernias.
TAMARINDO: La infusión de la pulpa del fruto está indicada contra el estreñimiento, el escorbuto, los problemas biliares, la inflamación por parásitos.
TE DE LA CHINA: Diurético y estimulante.
TRÉBOL: Las vaporizaciones de trébol alivian los ataques de asma.
TRIGO: Una cucharada de harina mezclada con medio vaso de agua hace pasar la diarrea.
UÑA DE GATO: Abre el apetito y fortalece el estómago. Ayuda en casos de cáncer.
VALERIANA: Se toma para combatir espasmos, epilepsia, histeria ,sistema nervioso, insomnios. Hace pasar las palpitaciones y el vértigo. También se usa para la diabetes de origen nervioso.
VERBENA: Alivia la fiebre, activa la digestión y en forma externa limpia úlceras y llagas..
VERÓNICA: Aumenta la orina, es expectorante y digestiva. Se toma para la ictericia, los cálculos, bronquitis.
YEDRA COMÚN: La infusión provoca la menstruación. De los tallos se obtiene una resina que hace pasar el dolor de muelas y previene las caries. Las hojas frescas se aplican sobre úlceras de quemaduras cáusticas. La pulpa de hojas cocidas se aplica en las úlceras que no duelen.
ZANAHORIA: Cocida con leche combate catarros de pecho. La raíz y la semilla están indicadas para provocar la menstruación y contra el mal de piedras. Beber el caldo de zanahoria alivia a los asmáticos.
ZARZAPARRILLA: Diurética, depurativa. Cura los eczemas y el reumatismo crónico. La infusión de raíz se usa para mejorar las enfermedades venéreas y de la sangre.
(extracto de http://www.armonialive.com.ar/plantasmedicinales.
  http://www.armonialive.com.ar/plantasmedicinales2.htm.
Para mayores informaciones sobre las propiedades medicinales  copia los links y  podrás visitar la página)

A veces, nuestro destino se parece a un árbol frutal en invierno: ¿quién va a pensar, ante su triste aspecto, que esas rígidas ramas reverdecerán en primavera?
Goethe.

Comentar este post

Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog